Aquel día ni siquiera amaneció, fue la continuación de la noche de angustia. No era capaz de entender nada, ¿Cómo podía haber pasado? Y, entre lágrimas, se ahogaba un poco más al pensar cómo se lo explicaría a todos…

Y, con una extraña risa llena de rabia, solamente se repetía: “Tú confía, que todo va a salir bien…” Qué fácil se dice y se escribe, pero qué imposible es cuando se vive.

Texto: Javier Llorente. Foto: jotallorente.
——-

That day not even sunrise. I was the continuation of the anguish night. He wasn´t able to understand nothing. What could it happen? and, with tears, he choked a little more thinking how he will explain everyone…

And, with an strange smile full of emotions, he only repeat: “you trust, all will be ok…”so easy it´s said and written, but it´s impossible when you live it.

    facebook