Año II – Año del Diálogo

El diálogo, pues, más que una forma de expresión verbal, o personal, es un modo de manifestar lo que uno es y siente; por lo tanto, más que una habilidad para la conversación, es un talante, un modo de ser que busca siempre el encuentro para enriquecerse con la aportación de los demás. […] El encontrarnos con otras realidades produce realidades nuevas que se cargan de simbolismo y que nos remiten a otras tantas realidades hasta tejer una red. El encuentro, por otra parte, produce el milagro de crear un espacio donde las barreras y divisiones carecen de sentido; lo distinto ya no es distante, sino íntimo. Por tanto, no debemos tener miedo a lo distinto, sino al modo de relacionarnos con ello.

Julio Micó, o.f.m.cap

#Narraluz tiene vocación de diálogo. Empezó como un diálogo entre dos que, a la vez, era un diálogo con la sociedad concreta que nos ha tocado vivir. Este año, con la incorporación de Pepe Montalvá, el diálogo se amplia y, con ello, las miras y la onda expansiva del #Narraluz.

El mundo siempre ha necesitado de diálogo y muchos así lo entendieron. Desde Platón hasta el actual Papa han comprendido y fomentado la necesidad de encontrarse con el otro, no para convencerle sino para conocerle, quererle y enriquecerse de su particular manera de ser y vivir. De cerca, en lo íntimo, desde el respeto mutuo alrededor de una mesa, a la escucha, las personas podemos crear vínculos de auténtica fraternidad; vínculos capaces de cambiar el mundo.

Hemos querido que este año 2014 sea el Año del Diálogo y #NarraLuz será nuestro granito de arena. Un año en el que cada lunes entraremos en diálogo, dialogando. No puede ser de otra manera.

¿Contamos contigo?